Medio siglo en el campus: Bibliotecas UdeC conmemoró el 50° aniversario de su edificio Central.

En la ocasión se enfatizó en la importancia de la estructura en la memoria colectiva de la comunidad. También se inauguró una muestra, que estará disponible para la comunidad universitaria durante mayo.

Un llamado a preservar la memoria fue el mensaje principal que dejó la conmemoración del 50° aniversario del Edificio Luis David Cruz Ocampo, realizado la mañana de este miércoles en uno de los salones del emblemático edificio de la UdeC.

En la ceremonia, efectuada en uno de los salones del edificio, se recordaron los principales hitos que llevaron a la construcción de la Biblioteca Central y su impacto en el patrimonio arquitectónico de la casa de estudios.

Uno de los expositores fue el Rector de la Universidad de Concepción, Dr. Carlos Saavedra Rubilar, quien junto con considerar que la obra es significativa resaltó “La riqueza que tiene desde el punto de vista de la comunidad para trabajar en el desarrollo del conocimiento”.

Por su parte, Karen Jara Maricic, Directora de Bibliotecas UdeC, afirmó que trabajar en un lugar cargado de simbolismo es un motivo de orgullo, pero al mismo tiempo un desafío.

“El llamado a los estudiantes, la comunidad y quienes nos visitan es a cuidar este patrimonio. Es único, por lo cual debemos protegerlo”, indicó.

Dimensión simbólica

En la instancia además se efectuó un conversatorio con el arquitecto Luis Darmendrail y la artista visual Pía Aldana, donde cada uno, desde su disciplina, recalcó la importancia de la construcción en la realización de sus trabajos.

El primero centró su exposición en la historia del inmueble diseñado por los arquitectos Emilio Duhart y Roberto Goycoolea, el cual es un reflejo de las corrientes arquitectónicas imperantes a mediados del siglo XX y cuyo legado todavía se puede apreciar en diversos lugares de la ciudad y del país.

Según Darmendrail, la construcción es el testimonio de una época en la cual la Universidad de Concepción tuvo múltiples trasformaciones que claramente quedaron representadas en aspectos como la composición, el uso del color, las cerámicas y el diseño de la misma estructura.

No obstante, también destacó la dimensión simbólica de la edificación, la cual es continuadora del legado de la antigua Biblioteca Central por lo que recibe el peso de la memoria.

“Es un edificio que además tiene otra carga, que es más bien simbólica, que tiene que ver con todas las personas que han trabajado en este lugar y los que hemos hecho uso de sus instalaciones durante estos 50 años”, agregó.

Bibliotecas UdeC conmemora 50 años de edificio Central

En la misma línea se expresó Pía Aldana, quien en 2018 desarrolló el proyecto “La Memoria de los Umbrales”, una serie de dioramas donde se retratan distintas escenas y estructuras de la zona, entre las que se encuentra el edificio Luis David Cruz Ocampo.

Su elaboración se extendió por 5 meses, debido a la complejidad técnica de la construcción como teselas, quiebrasoles o los ornamentos de los pisos que dificultan la construcción en miniatura.

Consultada respecto a la recepción del público, Aldana comentó que muchas personas reconocían el espacio y tenía recuerdos asociados. “Desencadenaba toda una serie de memorias vitales que es lo que a mí me fascina de hacer dioramas en miniatura y que sea con un lenguaje empático e inclusivo”, afirmó.

Tras las intervenciones, las autoridades y comunidad presente recorrieron las instalaciones de la muestra: “A 50 años de la inauguración del edificio Luis David Cruz Ocampo”, que se mantendrá abierta a la comunidad universitaria durante mayo.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp